EL SALARIO NUEVAMENTE POSTERGADO

Con los nuevos hecho económicos que se han ido sucediendo en estos días, nuevamente el salario de los trabajadores y la solución a la elevación constante de los componentes de la canasta básica, puede poner nuevamente a los que viven de un ingreso en situaciones apremiantes y en difíciles condiciones de existencia.
En estos días ante las dificultades que surgen en los mercados internacionales, y sus efectos sobre la economía uruguaya y más concretamente en sus exportaciones.
A nadie escapa en todos estos días que los precios al consumo en sus rubros básicos han subido en forma permanente, y han confirmado una tendencia que no ha dejado de expresarse durante estos años, en la política económica llevada adelante por el gobierno del Frente Amplio.
En estos días el partido de gobierno se ha reunido y nuevamente los temas del salario y el trabajo, siguen siendo un gran ausente, sobretodo porque que lo que se ha ratificado es continuar por la perspectiva de las privatizaciones y de la política de libre inversiones en nuestro país. Ello como muchas veces se ha dicho y por sobre todas las cosas aplicado, lleva consigo una profunda reforma del estado tal como lo exigen los bancos internacionales que dirigen la economía nacional, hoy nuevamente en apuros, sí con los tradicionales sobresaltos que los impone la crisis global del sistema capitalista en estos días.
No es difícil de darse cuenta que en estos días que millones de trabajadores en el mundo se quedan sin trabajo, y que todas las políticas que se aplican para salir de la crisis apuntan a mantener al sistema financiero que tiene prioridad dentro de la crisis del sistema, cosa que parece ya muy tarde para lograr que se enderece, si se tiene en cuenta el desajuste ya crónico de los problemas que afectan a todas las clases de la sociedad capitalista.
Uruguay en la medida que ha llevado adelante también una fuerte política de endeudamiento externo, privatizaciones y la búsqueda abierta de inversión de capital, ha debido optimizar la inversión y eso en buen castellano significa, que el salario no suba, o que el gasto social se reduzca, de lo contrario el préstamo financiero no es posible, tal como lo establecen las cartas de intención firmadas por el gobierno.
Ahora entonces, en todo este tiempo no cabe más que esperar que esta política repercuta en la vida de los trabajadores, imposibilitando nuevas posibilidades de desarrollo económico.
La deuda y sus intereses, las nuevas privatizaciones, las zonas francas, o la extracción minera
de distinto tipo, han pasado a ser el objetivo mayor de la inversión de capitales en el país, pues con la política actual y con los acuerdos político sociales vigentes pasan a ser el banquete más apetecible para el capital.
Es cierto además que el caos en la economía en el mundo actual, hace que la voracidad del capital aumente y la receta uruguaya del “paisito progresista” con cambio social se presente como algo más lejano a las posibilidades inmediatas del país.
La realidad es que la lucha por el salario y por el empleo digno, debe pasar a ser uno de los objetivos mayores de los trabajadores y su familia por la sencilla razón que no es posible vivir con los sueldos que se obtienen en el mercado.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s