NI BLINDADO, NI DE IZQUIERDA…
EL GOBIERNO LE METE LA MANO EN EL BOLSILLO A LOS URUGUAYOS

Cuando empieza el “corre corre”, de fin de año, siempre a los políticos uruguayos, a su gobierno y sus parlamentarios, les da por ajustar los números en las libretas del estado, o en medio de los cada vez más flacos números de los salarios, ANCAP, como según afirman sus directores pierde porque le hacen pagar las suculentas cuentas del endeudamiento del país, y el costo de las privatizaciones, no se le ha ocurrido nada mejor que aplicar sin anestesia una suba de todos los combustibles. Un 6% sobre, por dos razones aparentes, lo que sube y lo que va a subir, y por que las cuentas del monopolio estatal no dan de acuerdo a declaraciones de sus propios directores.
No está demás recordar, o tener presente las consecuencias de esta política de ir “desplumando” a la gente en forma paulatina, ya se anuncian en estos días que la luz también subirá y otro tanto pasará con el agua, que es obvio que no es por su “precio” internacional como el petróleo, pero igual la suben para no quedarse atrás como empresa del estado, ahora, bajo el dominio de las PPP en rumbo de nuevas y más amplias privatizaciones impulsadas por el gobierno.
También es cierto que ello provocará una tendencia constante a la suba de los precios,  en las próximas semanas, por más que en estos días los máximos exponentes de la economía uruguaya, le hayan dado un nivel bajo a la difusión de la información de este hecho que influye negativamente, en la vida de los trabajadores uruguayos.
No hay dudas ya que el gobierno uruguayo tiene en materia económica un formidable enredo, pues no ha sido capaz de resolver en forma positiva los enormes problemas sociales que se incuban en la sociedad uruguaya.
Hasta hace muy poco tiempo, el Uruguay según las afirmaciones de todos los ministros de economía y del Banco Central, la economía uruguaya y su sistema financiero estaba “blindado”, ahora resulta que no es tan así, sobretodo después que la crisis europea sigue su desenfrenado galope de desintegración hacia el barranco.
Nadie quiere pagar las deudas, se pierde la confianza y subordinan completamente los destinos de su país, a costa de la caída de las condiciones de vida de sus jóvenes, trabajadores y viejos.
El camino del gobierno uruguayo no es muy diferente, ha continuado endeudando al país, comprando papeles y estirando con más intereses los pagos de deuda externa. Ha privatizado sin contemplaciones todo lo que tiene para privatizar a costa del estado, PLUNA, los ferrocarriles, los aeropuertos, las comunicaciones, los puertos, y ha promovido la creación de zonas francas en forma generalizada. Ha promovido la minería a cielo abierto y la forestación y las plantas de celulosa en un régimen económico que no queda nada para los trabajadores y el país. Y como si ello fuera poco afectando seriamente al medioambiente.
Miles de jóvenes delinquiendo, bajo el efecto de las drogas de diverso tipo, el fomento de las costumbres livianas y el consumo superfluo, es parte del modelo político del gobierno que insiste por el camino del fracaso social y cultural.
Reconocen que no hay blindaje, el presidente “manguea”, y al fracaso de una política económica que no han cambiado se la achacan a los jóvenes que les han apodado, “ni, ni”, que muestra la mediocridad de sus expresiones como gobernantes. Lo que el país necesita es recuperar su dignidad con trabajo, educación y menos lúmpenes   merodeando en la política nacional.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s