MONEDITAS PARA LOS POBRES

No se puede negar, que los malabares del gobierno para detener la inflación en los números difícilmente tenga un resultado práctico sobre la vida de los trabajadores y los más necesitados.

En estos días se ha puesto de manifiesto nuevamente la nueva intención de lucha contra la inflación por parte del gobierno donde se le ha pedido la “solidaridad” a las grandes empresas que rebajen algunos precios para frenar el crecimiento de los precios.
Claro que ello ha quedado a criterio de la voluntad de los grandes empresarios de supermercados, para que expongan con tal medida sus actitudes solidarias con la población, y fundamentalmente buscando el resguardo de la capacidad adquisitiva de los que viven de ingresos fijos, es decir de salarios y jubilaciones.
Sin duda que el camino por el que opta el gobierno, más que entusiasmo nos provoca nuevas incertidumbres sobre la medida, que está lejos de obtener resultados promisorios para la vida de los trabajadores y su familia.
Con un repaso de las rebajas de los artículos que no llega a un 10% de su valor, dudamos mucho que ello mejore las condiciones de ingreso en relación a la capacidad de la canasta básica, sobretodo en lo que tiene que ven con la calidad de los artículos destinados al consumo básico.
No se puede negar, que los malabares del gobierno para detener la inflación en los números difícilmente tenga un resultado práctico sobre la vida de los trabajadores y los más necesitados, la razón es muy sencilla, pues en primer lugar, los artículos más importantes que componen la canasta básica no están afectados. Y en segundo lugar, es que es muy discutible que para un salario básico una rebaja de un 10 % sea suficiente para que el salario rinda. Sobretodo cuando un salario ronda en los 10 mil pesos, y una gran parte de los salarios nacionales no alcanzan éste reducido monto. Más grave es esto aun cuando la canasta familiar anda aproximadamente en los 50 mil pesos.
En el correr de éste año la carne ha subido más de cuatro veces en términos concretos, el pollo en el último mes ha tenido un aumento superior al 30 %, y las frutas y verduras han aumentado significativamente.
Lo más increíble es que el gobierno no ha pedido, ni ideado ninguna forma de regular estos precios al consumo, sabiendo que ello hace, a la calidad de la alimentación nacional.
El ajuste en los números, no refleja siempre la realidad de lo que está sucediendo con los precios al consumo y mucho menos a la capacidad del salario, que ha perdido bastante más de un diez por ciento en los últimos tiempos. Sobretodo si se tiene en cuenta que la familia del trabajador casi siempre debe endeudarse y termina pagando mucho más los artículos o servicios para satisfacer sus necesidades de consumo no resueltas.
En fin, estos son algunos de los aspectos del problema, y de la escena que se monta con la auto rebaja empresarial que promueve con “platillo y redoblante”, el Ministerio de Economía.
El sector privado del que habla el gobierno, ha ganado mucho, si se compara con la situación de cientos de miles de orientales que no llegan a cubrir la alimentación básica.
Lo que sucede no es casual, la oferta y la demanda es lo predominante, y la tierra no ha tenido una finalidad destinada a la producción de alimentos para el consumo interno. La industria forestal, celulósica consume la tierra y el agua sin criterios racionales. Lo mismo la mega minería en curso y las grandes empresas que producen soja para los mercados internacionales. Estas rebajitas, al lado de lo que están ganando, no son más que una limosna, para frenar el descontento
.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s