LA FARSA DEL INCREMENTO DEL SALARIO

Es realmente increíble que el gobierno nacional frene un aumento de salarios, donde existía acuerdo entre la empresa y trabajadores. Realmente no es fácil encontrar una actitud de éste tipo en los gobiernos de la derecha tradicional

En estos días vemos en nuestro país una gran preocupación oficial por parte del gobierno en lo que vulgarmente se llama control de la inflación, y el miedo oficial trasladado por los jefes de la política económica y las grandes empresas que el salario suba. 

Más concretamente la desconfianza constante por parte de las diversas cámaras de industria, comercio, etc., ocupados en el tema intrínseco del capitalismo, y es que las demandas de los trabajadores por la equiparación de salarios no se les dispare.
Ello supone que los trabajadores deben enfrentar solos, con el “mercado” un salario debilitado ante la constante suba de precios al consumo. Ello ha quedado en evidencia en estos días, como el gobierno a través del ministerio de economía ha desautorizado un aumento de salarios del oficialista Pit Cnt en forma insólita. Es obvio que los fundamentalistas de la política económica no tienen juego en materia de política inflacionaria en relación a los compromisos que han asumido con el capital financiero, y los grandes capitalistas locales. 
Luego que acordaron en el ministerio de trabajo vino la orden de arriba y marcharon igual. Es evidente que por la “plata baila el mono”, y es esta una nueva vez donde el aumento acordado va para atrás, por parte del gobierno del Frente Amplio, que no quiere que los salarios suban.
Claro que el gobierno no piensa lo mismo de las remuneraciones que tienen sus ministros, parlamentarios, y allegados. Así como de las grandes jubilaciones, que existen en forma escandalosa en nuestro país. Es bueno recordar que casi siempre los ajustes a parlamentarios se votan sobre fin de año, sin que a nadie se le mueva un pelo.
Es más que evidente, que el salario de los uruguayos se ha deteriorado en los últimos tiempos, no tanto por los números cuantitativos, sino por la trampa predilecta de la política económica que radica en la suba constante de los insumos que la población necesita para vivir decorosamente.
Estamos hablando de la alimentación, la salud, los medicamentos y la vivienda.
El deterioro social, es sin duda notable en la medida que los cambios para la vida de los trabajadores y el pueblo se sigue postergando. Y los temas de la violencia social y policial se instalan en la vida del país.
Aunque en estos días ha quedado explicitada muy claramente lo que sucede con el salario, cuando el gobierno trasvasa los acuerdos que existen entre los empresarios, los sindicatos oficiales y el gobierno del Frente Amplio.
Es realmente increíble que el gobierno nacional frene un aumento de salarios, donde existía acuerdo entre la empresa y trabajadores. Realmente no es fácil encontrar una actitud de éste tipo en los gobiernos de la derecha tradicional.
Es obvio que está todo cambiado, han roto en materia económica hasta las leyes del mercado, es decir de la oferta y la demanda. Y algo que está todos los días en el pentagrama del gobierno, los sindicatos oficiales, que es la famosa negociación.
Si la negociación rompe apenas unos milímetros, los parámetros de la política económica, vuelve a la disciplina económica y financiera en materia de salarios.
También es cierto que el problema salarial, y la inflación en marcha expone los débiles hilos de la política sindical y gubernamental oficial
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s