UNIDAD Y LUCHA

Los trabajadores en la Explanada Municipal han dado una muestra singular que es posible tejer una nueva unidad, flexible, potente, paciente sin avasallar a nadie, y de clase, sin burgueses, ni acomodados en el estado por el gobierno.
Una de las demandas mayores de los trabajadores del país han estado centradas en salario, ocupación y una constante demandas de mejoras de las condiciones de trabajo que se han ido perdiendo luego de largos años de desmantelamiento de las industrias y las empresas del estado, y de la imposición de una larga lista de privatizaciones y exenciones al capital.
Lo nuevo es que en estos días la política de gobierno que ha tenido una amplia aprobación con el llamado primero de mayo oficial, donde han compartido la política salarial y de pensiones entre dirigentes sindicales y dirigentes gubernamentales.
Lo nuevo es que empiezan ha extenderse en forma cada vez más explícitas un nuevo movimiento social de los trabajadores donde se produce un gran incompatibilidad entre las política del FMI y los bancos internacionales, con los trabajadores de la ciudad y el campo.
En todo este tiempo si algo está claro, es la crisis que ha generado en la vida sindical la política de colaboración con el sostenimiento de la política macroeconómica oficial que se ha mantenido durante ya varios períodos de sucesivos gobiernos, con resultados cada vez más negativos para la vida social de los trabajadores.
Lo otro cierto durante todo este tiempo que las condiciones de trabajo deplorables en lo que las éstas no han mejorado es en los accidentes de trabajo, donde las ya largas demandas laborales no son oídas por los dueños de las empresas que se resisten a tener en cuenta las demandas de los trabajadores de nuestro país.
Si algo ha quedado nuevamente meridianamente claro, es que la política de colaboración de clases, que favorece al alto empresariado nacional, está en marcha y alcanzando su techo histórico, pues una nueva opción ha empezado a levantarse sin más horizonte que el de levantar la lucha de los trabajadores, su unidad práctica fuera de las patronales y el gobierno que las ampara.
Si algo también está claro es que la lucha de los trabajadores orientales empieza a recorrer el camino inverso que le propone la política neoliberal y de privatizaciones del gobierno, que por más que pretendan ocultarla, se torna cada día más evidente ante los ojos de las masas y el pueblo.
Nunca como en estos tiempos los precios han aumentado tanto y especialmente los alimentos. Pocas veces las demandas educativas han tenido tan pocos oídos, pues han sucumbido ante las privatizaciones y los planes que provienen del extranjero.
Por ello es necesario enfrentar cada vez con fuerza mayor, la política que nos imponen desde afuera y que el gobierno actual del FA, ha aceptado sin más olvidando el programa popular.
En estos últimos tiempos, ello no solo se ha tornado en algo cada vez más evidente, sino que además ha abierto nuevas contradicciones en la política oficial resultado, del descontento popular en importantes sectores sociales afectados por esta política.
Los trabajadores en la Explanada Municipal han dado una muestra singular que es posible tejer una nueva unidad, flexible, potente, paciente sin avasallar a nadie, y de clase, sin burgueses, ni acomodados en el estado por el gobierno.
También es evidente que una nueva realidad se abre por más que pretendan ignorarla como a las cosas buenas y verdaderas que suceden en el mundo
.
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s