PASITOS CORTOS

Es necesario ir construyendo organizaciones de base que nos permitan afirmar esta lucha y construir una nueva herramienta que nos permita avanzar.

EL CONFLICTO de la educación ha dejado muchas cosas al descubierto y se ve con más claridad los acuerdos existentes entre los gremios de la educación y el gobierno.
Podríamos agregar un montón de comentarios y anécdotas, pero lo más importante a nuestro entender es como verdaderamente operan las mayorías y quien le hace el juego al oficialismo. Los que siguen defendiendo de que en estructuras que operan alejadas de los problemas y intereses de los trabajadores se pueden recuperar y ponerlos a luchar por los intereses de estos, quedo a las claras que no solo es un error sino que hace más a una cuestión de deseo que de realidad. En la educación esto quedo bien claro y se demostró que por más lucha que las bases quieran dar, las direcciones operan para otros intereses que no son el de los trabajadores.
Mientras los trabajadores de la educación luchan por salario y un mejor presupuesto, la direcciones de los sindicatos habían firmado convenios que hacen que esa lucha tenga un techo, más aun cuando esas mismas direcciones son en definitiva los que conducen esa misma lucha. Parece una contradicción en si misma pero es lo que viene sucediendo.
La práctica demostró que con leer a Lenin no alcanza. El infantilismo de izquierda no es una cuestión de apreciación o deseo, la obligación que tenemos los trabajadores consientes es analizar las cosas utilizando un método científico y como tal los deseos no tienen lugar. Las cosas son como son a pesar de que nosotros deseáramos que sean de otra manera. Nuestra clase necesita que los trabajadores concientes asumamos el
rol que nos toca. El criticar a los demás sin asumir las responsabilidades, es un gesto que no es de un militante clasista.
Con salarios tan bajos como los que tienen los trabajadores de la educación, es increíble como hasta el momento no se convoca a un plan de lucha para defender la educación por parte de la central. Esto no es casualidad y tiene una explicación clara.
Miremos como ha salido el secretariado a defender a los expulsados por el sindicato y ahí nos daremos cuenta del por que no se enfrenta al gobierno por este tema. 
Además tenemos que analizar que en la vida se actúa por acción o por omisión, el mirar para el costado no nos quita responsabilidad. En estos casos no alcanza con declaraciones de apoyo sino estamos dispuestos a asumir la tarea.
Desde la mesa de la Educación del ENTEJ se viene realizando una tarea más que importante en la construcción de conciencia y práctica en la lucha.
Pero los compañeros/as también marcan que con eso solo no alcanza. Es necesario ir construyendo organizaciones de base que nos permitan afirmar esta lucha y construir una nueva herramienta que nos permita avanzar. El seguir haciendo seguidismo o culto a una herramienta no sirve de mucho y más cuando esta carece de contenido o responde a otros intereses. El ENTEJ sigue dando pasos concretos, despacio pero firmes y con un objetivo claro de ser la base para la construcción de una alternativa sindical para nuestra clase.
Trabajador postal, militante del Movimiento 26 de marzo, integrante del Encuentro Nacional de Trabajadores, Estudiantes y Jubilados (ENTEJ)
Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s