CRECE EL DESCONTENTO Y LA MOVILIZACIÓN SOCIAL

El que quiera Imageno darle importancia a la capacidad de adquirir las cosas básicas, en la vida económica, es evidente que esta acostumbrado a mirar solamente las luces del proceso económico y político nacional, y no darle importancia a los movimientos reales que se dan en las condiciones que las personas contraen las relaciones económicas y algunos se benefician con ellas y otros los que trabajan padecen, estas condiciones.
En general los últimos gobiernos de turno presentan el proceso inflacionario como algo natural en el capitalismo, sin embargo ello no es así y puede modificarse, con la acción social y política de los pueblos.
En estos días se ha puesto de manifiesto el propósito principal de la política del gobierno, que es preservar el beneficio económico para los grandes propietarios, y dejando nuevamente para otra ocasión la posibilidad de bienestar social para los trabajadores y empleados del país.

Claro que la gestión del gobierno ha salido ha defender su gestión cada vez más enfrentada con los intereses sociales pertenecientes a los que aun no legan a un salario o una jubilación decente a pesar de los discursos oficiales.
El impacto global de la suba del combustible, es enormemente desproporcionado para los sueldos actuales, más si se tiene en cuenta lo que un trabajador deberá gastar en transporte diariamente solo si gasta 42 pesos diarios, al final de cada mes estaría pagando por concepto de viajes 1260 pesos, solo para ir a trabajar.
Si se observa cuanto sale un kilo de pan, que anda entre 150 y 160 pesos, un kilo de yerba mate alrededor de 120 pesos. Carne y pescado no bajan de 150 pesos el kilo, y si se tiene en cuenta la suba de las verduras en los últimos días, forman un cuadro completo, de lo dificultoso que se vuelve resolver la vida diaria en el segundo gobierno del Frente Amplio.
La estrategia que ha llevado adelante el gobierno ha sido de cocinar al salario y los ingresos a fuego lento, dándole aumentos irrelevantes tal como ha sucedido en estos días con las jubilaciones que no han pasado de algo más de trescientos pesos , y un irrisorio 3% para maestros y docentes.
Si a ello se le agregan las formidables declaraciones del presidente Mujica, primero contra los maestros que trabajan poco y ahora nuevamente contra trabajadores del esta en general.
Los únicos que trabajan según los genios de las privatizaciones oficiales, son ellos, y sobretodo los que les meten la mano en el bolsillo a los trabajadores del país, con subas de precios y nuevos impuestos, para seguir pagando los compromisos financieros, como los intereses de la deuda que continua aumentando sin cesar.

Cada día que paso se nota más el contenido a favor de los grandes empresarios de su política pues bajo el rótulo que “no trabajan en el estado”, se encubre una de las políticas de mayor contenido antipopular que conoce nuestro país, en los últimos años.

En realidad estamos frente a una rotulación largamente acuñada por las políticas de privatizaciones para liquidarlo. Lo que empezó hace ya muchas décadas, por parte de la política tradicional, los gobiernos de Vázquez y Mujica lo están terminando con una gran precisión siguiendo firmemente las cartas de intención que aconsejan siempre disciplina fiscal y control del gasto social.

El gobierno prepara las condiciones en el país, para el desarrollo de un gran descontento y movilizaciones sociales.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s