EL MEGA CUENTO DE UPM Y EL GOBIERNO

Hace un tiempo considerable que nuestro país ha optado por promover las inversiones provenientes de capitales extranjeros, en uno de los renglones que ello se ha destacado más son la compra de tierras para plantar árboles y la instalación de plantas de celulosa.
BotniaLa que inició la movida ha sido la que se instaló en el departamento de Río Negro, en donde el Frente Amplio junto al Pit Cnt una vez que llegaron al gobierno cambiaron la posición original que era contraria, para luego avalar largamente esta política, durante el gobierno del Dr.Vázquez.
Ya vamos por la construcción de una segunda planta también de gran capacidad de producción, en el departamento de Colonia que ha hecho desplazar hasta allí miles de trabajadores nacionales y extranjeros. La consigna de los sindicatos ha sido hasta hoy que esto es bueno para el país porque existen posibilidades de una fuente de trabajo por lo menos por un tiempo. Es necesario recordar que desde el punto de vista económico la plantas de celulosa están construidas en zonas de grandes afluentes de agua, como lo es el Río Negro, y el Río de la Plata, la zona en que desembocan el Río Uruguay y también, el Paraná.
Es sabido que este rubro productivo es uno de los más contaminantes del medioambiente, que afecta duramente la vida humana, y que utiliza desde el inicio las mejores tierras del país que hoy se encuentran muchas de ellas en manos de grandes monopolios extranjeros. El escándalo político que ha desatado el tema en nuestra sociedad es muy grande, por más que poderosos intereses económicos y financieros han intentado acallarlo con la complicidad de los últimos gobiernos uruguayos y el beneplácito de todos los partidos políticos instalados en el parlamento.
Lo más significativo sin duda es que gran parte del lobby del ingreso de estos capitales se ha producido también a partir de una importante campaña contra Argentina también el gobierno nacional y casi todos los partidos.
El tema en los últimos años ha sido litigado en la Haya por ambos países, y el pronunciamiento ha contemplado un delicado equilibrio de las partes. Aunque lo que es notorio que la ahora UPM sigue en pie, con la oposición de los pobladores de Gueleguaychú y una todavía débil conciencia sobre el tema en nuestro país sobretodo a partir del gran giro que han tenido los gobiernos del FA en materia de política económica al igual que el movimiento sindical oficial.
En estos días se ha producido un nuevo hecho que nuevamente desborda el vaso, y es que UPM ha solicitado rebasar los límites del millón de toneladas de producción, agregando unas doscientas mil más. Luego de varios meses que el tema se viene tratando entre la empresa la CARU y los dos países, el presidente Mujica comunicó que avalaría tal propuesta de la empresa elevando los “niveles técnicos de seguridad” suponemos que referidos al medioambiente.
Francamente insólito, inaudito.
Una lectura serena a estas declaraciones significa entonces, que lo hecho hasta el momento en materia de seguridad medioambiental, no es suficiente.
Las declaraciones del Presidente han echado por tierra lo que largamente ha sostenido tanto el gobierno actual, como el del Dr.Vázquez.
¿Por qué si todo estaba bien y no se contamina en UPM, se necesita ahora ampliar los niveles técnicos se seguridad?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s