GOBIERNO VOTA “ESENCIALIDAD” EN DISTRIBUCIÓN DE COMBUSTIBLES

Ilustración de Gervasio Umpiérrez

Luego de un gran incumplimiento de las patronales que firmaron hace un buen tiempo un acuerdo salarial donde perjudicaban largamente a trabajadores de distribución del combustible, ayer funcionaron las fuerzas coaligadas del gobierno, las grandes empresas de transporte y el Pit Cnt para frenar a los trabajadores que distribuyen en un régimen de superexplotación el combustible nacional.
Trabajan entre 12 y 14 horas, les pagan por ocho y además cumplen tareas que no les corresponde. Una verdadera joya de la situación en que se encuentran trabajando surcando las rutas nacionales y caminos del país.
Sin embargo una vez más el gobierno apela a la esencialidad, negando los derechos laborales que tienen, cuando la distribución del combustible no estuvo realmente en juego. El lobby mediático de los grandes medios no solo ha presionado al gobierno sino que este además ha llevado adelante una medida antiobrera, que se pone sobre la mesa o sencillamente se dispara cada vez que existe una movilización por el reclamo de las condiciones de trabajo incumplidas por las patronales y por el aumento del costo de la vida.
No es la primera vez que ello sucede sobretodo en los últimos tiempos donde el gobierno con su movimiento sindical ha optado por acorralar las demandas que le obstruyen a su entender el plan macroeconómico, de clara inspiración privatizadora, neoliberal, de gran predominio de lo financiero sobre el trabajo, y donde el salario digno se ha transformado en una molestia cuando no es para los que lo siguen.
La esencialidad se ha transformado en una variante solo contra los trabajadores, y no precisamente contra los que evaden los compromisos asumidos en la paga de salarios, y condiciones laborales. Lo que muestra que la política económica ha favorecido largamente a los grandes capitalistas postergando a los trabajadores, que siempre son los que no entienden, mientras la gran burguesía aplaude al gobierno y al presidente de ANCAP, que pide que no hagan olas, para salvar su mandato, pues se va este mes en curso y emprenderá una nueva campaña político electoral.
En estos días nuevamente ha quedado claro como funciona la tan mentada concertación económica, social y política. En ella siempre priman los intereses del capital financiero que nunca se tocan y de los altos empresarios, el gobierno administra jurídicamente y políticamente sus intereses, y si viene un trabajador con sus demandas queda inmediatamente afuera, pues la tercer pata, son los dirigentes sindicales del Pit Cnt que se encargan de ponerte en el horno. Eso sí en nombre de la unidad de la clase.
La lista de situaciones es larga, pero es lo que ha sucedido en estos días con los trabajadores que reparten el combustible, que viene a poner nuevamente sobre la mesa lo que ha sido el resultado de una política de combustibles que mirada en términos generales, ha dejado en términos constante a los trabajadores afuera, sobretodo si no están en la vieja central sindical que al apoyar la política de gobierno en forma constante deja por el camino reclamos justos, y mantiene junto al gobierno una estructura burocrática que hace lo imposible por mantener sus privilegios burocráticos.
Con Vázquez primero y con Mujica ahora, nuevamente los dirigentes de la central se cuadran ante el gobierno y también con las patronales, esencialidad mediante.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s