AUSENCIA DE POLÍTICA DE PESCA

ImagenCuando el FA estuvo en la oposición se habló mucho de éste tema, y de muchas cosas que eran necesarias para el país. Hoy es uno de los grandes olvidados, pues se puede decir que no existe una política nacional de pesca, es más ello ha promovido el abandono de nuestros recursos existentes en mares y ríos a capitales foráneos que están llevando adelante una explotación sin limites sin que las autoridades nacionales no se percaten del asunto. Claro que lo que parecía una desaprensión de los primeros años, de gobierno hoy ya se ha convertido en una política y es que las grandes empresas privadas controlen los recursos pesqueros, sin más interés que el propio.
Salarios bajos, y el recurso no llega como base de alimentación para la población, mientras la pesca de arrastre sigue siendo una práctica usual en nuestro país, que liquida el fondo marino desde hace décadas, hipotecando nuestros grandes recursos marinos.
No es casual que a nuestro país le entren por todos lados los camaroneros, los atuneros y compradores de pescado para el gran mercado de Brasil sin que no haya una sola legislación que intente ordenar la explotación  de estos formidables recursos, que aun existen, pero que no son interminables.
El tema además tiene varias connotaciones uno es el recurso en sí y como explotarlo. Y el segundo aspecto es como viven los trabajadores que viven de un salario, embarcados o en las plantas industriales existentes, y todo lo referente a la distribución y comercialización dentro del territorio nacional y hacia el exterior.
Sin duda además que es éste uno de los grandes temas que debe ser de interés nacional y que tiene que ver en forma decisiva con la alimentación de la población de nuestro país, cosa que no se ha tenido en cuenta, en relación a las necesidades alimenticias que tienen las distintas franjas poblacionales en nuestro territorio.
La liquidación de la intervención del estado en el tema ha dado resultados negativos en todo el proceso de comercialización, producción, condiciones de trabajo y el resultado final que es la alimentación que por el precio que alcanza el pescado se transforma en algo inalcanzable para los ingresos de los trabajadores.
Es conocido además, aunque sin tenerse en cuenta hasta el momento las condiciones de vida de la familia de los trabajadores de la pesca artesanal y de altura.
Este es un tema que se esconde tras los grandes números macroeconómicos, pero es necesario reiterarlo una vez más las condiciones de vida son deplorables. Allí se combinan los ingresos zafrales, el riesgo de vida, las embarcaciones inadecuadas, los permisos de pesca y su autorización, los grandes pesqueros que entran y salen sin ningún tipo de control, en fin la lista es larga.
La pesca es una P, inexistente dentro de un Ministerio, del que muy poco se sabe y el control del recurso sigue en los hechos en manos del Ministerio de Defensa, francamente inexplicable.
Nuestro país debe y puede tener una potente política en los temas referidos a la pesca, aunque para ello es necesario, no solo que el estado intervenga, sino que además se destinen recurso que lleguen a destino, para que los trabajadores y nuestra población en general obtenga los frutos de su trabajo y de el dominio de nuestros recursos naturales, cosa que hoy no sucede.
Un tema fundamental que nuevamente la Asamblea Popular y la Unidad Popular, nuevamente lo tomarán y ampliarán, en su programa.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s