SE DESTAPÓ OTRA OLLA EN EL SINDICALISMO OFICIAL

Algo huele mal en el PIT-CNT
Algo huele mal en el PIT-CNT

Hace ya un buen tiempo que los problemas dentro del movimiento sindical uruguayo que ha cada paso intenta escribir su propia historia oficial, para salvaguardar una política que en los últimos tiempos ha sido de apoyo a los grandes lineamientos macroeconómicos del gobierno.
Dos de los más importantes integrantes del secretariado nacional, según se ha sabido han chocado está vez por el pedido de informes financiero sobre la construcción de viviendas que se viene anunciando hace ya un tiempo con un fondo de los trabajadores proveniente de los sindicatos, y que aun no ha tenido respuestas.
Se sabe si que no son dos pesos, claro que mientras se lleva adelante una representación sindical en estrecha colaboración con la política del gobierno desde las altas esferas sindicales, y apelando todos los días a la famosa unidad que todos los días se va deteriorando también a partir de estos hechos, más cuando el salario de los trabajadores todos los días, no alcanza, para la vida diaria y la responsabilidad en ello, también de los dirigentes sindicales oficiales es manifiesta.
Lo nuevo es que los trapitos empiezan a ventilarse y lo que no es nuevo ya en varios sindicatos, que abarcan a los manejos financieros y electorales, nuevamente se pone de manifiesto, en el pedido de Reed y las respuestas de Abdala.
Es evidente que en el curso de los últimos años, de privatizaciones y de cada vez mayores compromisos con los bancos internacionales y grandes empresas extranjeras, hay que recordar los cambios que ha tenido el sindicalismo oficial en la última década, con la crisis financiera del 2002, los cambios en relación a la cuestión de las zonas francas en que se instaló Botnia, hoy UPM, que en principio rechazaban y luego se produjo un cambio a favor de este tipo de inversiones lo que sin duda ha significado un cambio de posiciones de los dirigentes de la central. Otro tanto se ha producido con el apoyo a las grandes empresas mineras como es el caso de Aratirí también por parte del sindicalismo oficial. Ello habla por sí sólo si se observa lo que ha votado en el día de ayer el parlamento nacional con respecto a la ley de megaminería enviada por el gobierno nacional. La ley fue aprobada como un verdadero regalo de fin de año a las compañías extranjeras, hipotecando el trabajo nacional, la soberanía, y el desarrollo independiente.
La dirección del PIT CNT ha apoyado todo este proceso de penetración del capital extranjero que supone
enormes exoneraciones al capital en detrimentos de la producción nacional granjera y de sectores que dependen del mercado interno, así como también una super explotación de los trabajadores. Luego les pide que les suba el salario a los trabajadores, cuando las líneas principales de la instalación de la política financiera ya ha sido largamente aprobada y compartida con las empresas y el gobierno de Vázquez y Mujica.
Sin duda que el juego de la mosqueta, se va acabando, sobretodo cuando ahora ha empezado la disputa por el tesoro sindical para la vivienda, que lo constituyen con el aporte de los trabajadores nacionales, una más de todo este proceso donde siempre como en la iglesia prevalece la fe, aquí nuevamente apelarán al abrazo de fin de año, y a la unidad, que todos los días hay que reinterpretarla para que nadie vaya preso.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s