INCREÍBLE, EL GOBIERNO DECRETA EL FIN DE LA INDIGENCIA

indigenciaOlesker uno de los principales actores del gobierno, ha declarado en estos días que la indigencia está tocando a su fin, señalando que sólo queda el grupo más duro de está que viene desde décadas atrás, y que es la más difícil de erradicar.
Francamente el hecho de estar en tiempos electorales, ha ido promocionando este tipo de iniciativas que se dan a diario de bruces con la dura realidad que enfrentan los uruguayos en distintos ámbitos de la vida social nacional.
Es evidente que los esfuerzos del gobierno por ajustar los números en momentos que se aproximan las elecciones nacionales, todo vale para el partido de gobierno, en materia de números aunque provengan de cualquier parte, para darle legitimidad a la política oficial.
Mientras la deuda externa y las privatizaciones se disparan a niveles, cada vez mayores orientando el capital financiero el desarrollo de nuestra economía, y procesando contradicciones cada vez mayores en la vida económica y social.
La indigencia de miles de uruguayos está lejos de superarse, pues no hay más que observar la vida en las calles de las ciudades, al gobierno no se le ha ocurrido nada mejor a poco más de seis meses de las elecciones las bondades de su plan económico.
Todo ello mientras los precios al consumo se disparan y los índices de estancamiento productivo, en el marco de mayores niveles de explotación económica son mayores.
En los últimos meseshan subido los combustibles, los alimentos, las carnes, las frutas y las verduras, y las tarifas del transporte público así como la luz eléctrica, el agua y el gas.
Claro que está política de anuncios contrasta también, con la situación de los salarios de trabajadores y los ingresos bajos de los jubilados, afectados por recortes a sus ingresos y los constantes ajustes inflacionarios de la política de gobierno que favorecen al capital en forma permanente.
Los nuevos anuncios del gobierno a través de Olesker sobre el curso de la indigencia, constituye sin duda un verdadero desvarío, sobre las condiciones en que vive nuestra población más pobre y humilde, que lejos de integrarse a la vida social está cada vez más marginada.
Para erradicar la indigencia, en primer lugar es necesario terminar con la política macroeconómica, de origen fondomonetarista, de crecimiento de la deuda y de pago constante de intereses, y de privatizaciones, así como de efectos constantes sobre el campo y su extranjerización progresiva en los últimos años.
Esto es que ha extremado la indigencia de miles de orientales a niveles extremos, que parecen ser naturales para la política de gobierno y para Olesker. La desigualdad y compresión en el salario a la baja, impuestos muy altos al consumo, lleva necesariamente a una situación de exclusión y marginación crónica, que está muy lejos de superar la sociedad uruguaya bajo la política del actual gobierno de Mujica y el anterior del Dr. Vázquez.
Por ello es que ante la imposibilidad de resolver los grandes debes que existen con la vida del pueblo oriental, necesitan a menudo crear nuevos sustentos de salvación, en los líderes y no precisamente en el cada vez más débil sustento político de los gobiernos del Frente Amplio, dirigidos por los constantes “monitoreos” del FMI y los banqueros internacionales.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s