CRISIS EN LA POLÍTICA DEL FÚTBOL

Paco-CasalQue el fútbol uruguayo profesional es objeto de una gran puja de intereses entre los clubes más importantes, los empresarios, y los derechos de la televisión privada, no es una novedad para nadie. Sin embargo este hecho tan sencillo, tiene múltiples intereses en juego, que han ido trabajando el desarrollo al más popular de los deportes, provocando la renuncia del presidente de la AUF, Bauzá y todo el ejecutivo de la institución que rige los destinos del fútbol profesional uruguayo.
Hace tiempo ya que los grandes empresarios controlan la vida económica del fútbol y ello ha ido provocando que las viejas leyes del capitalismo y el neoliberalismo también rijan en éste popular deporte, atenazando su desarrollo y condicionando a miles de jugadores de fútbol a una gran incertidumbre en toda su actividad, por la enorme desprotección que tienen en su trabajo profesional.
El otro gran tema es que en estos tiempos lo que se vive es una crisis que no es menor, resultado de un largo tiempo de una falta total de estructuración del deporte nacional que ya dura décadas en nuestro país. Ello ha llevado, ha que la familia uruguaya se retire en forma cada vez más amplia de los espectáculos deportivos por la imposición creciente de la violencia en los principales escenarios nacionales.
Las autoridades del deporte sin duda que han fracasado en ello y la responsabilidad del ministerio del interior no ha estado a la altura de resolver este tema en un tiempo por demás prudencial.
Sin duda que esta situación afecta a todo el fútbol desde arriba abajo y por consiguiente a la sociedad uruguaya, por
como lo vive, en un año que es clave por la realización del mundial en Brasil.
Lo cierto es que los clubes uruguayos están en conflicto también con las autoridades del fútbol sudamericano, existen por otra parte un gran deterioro de la gestión deportiva de los grandes equipos, y la mayoría están seriamente cuestionados en su existencia por motivos financieros.
 El otro gran tema, que es la venta de jugadores de fútbol existen importantes vacíos legales e impositivos, resueltos por la obra personal del presidente Mujica, que terminó con la deuda del empresario Casal con la DGI en cifras multimillonarias.
Lo cierto es que en un país como el nuestro la crisis en el fútbol, tiene una influencia mayor de lo que se supone para el desarrollo de cualquier política de gobierno, sobretodo cuando las autoridades de éste han pensado mucho en como recaudar y en darle muy poco a la sociedad del cual surge.
No hay más que ir a una cancha de fútbol o a Maroñas para encontrarse con lo más encumbrado de la política parlamentaria ya sea del gobierno frenteamplista o de los partidos tradicionales, para observar los vínculos que tiene el fútbol con la política nacional y los empresarios.
Aunque da la impresión que está crisis tiene nuevas proporciones, los grandes clubes se olvidan del fútbol, y clubes sin capacidad económica van primeros, se interrumpe el deporte por violencia, e incapacidad para detener   control en el tema.
Pero los problemas se acrecientan pues estamos a apenas unos meses del mundial y la danza de los millones aumenta. Aunque como siempre en toda crisis hay quién gana y quien pierde.
Lo cierto es que hay un tipo de forma de dirigir y hacer el deporte que está llegando a su fin. No será tiempo de empezar a cambiarlo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s