UN LLAMADO A RECUPERAR EL ORGULLO

Levántate, sacúdete de encima esas negras cadenas que el enemigo puso en tu espíritu, y sal a la calle, quedan menos de 60 días de campaña, 60 días por la causa del SOCIALISMO, 60 días no sólo ni principalmente para que exista una bancada de izquierda

 

Freire; Movimiento 26 de Marzo; Unidad Popular; Asamblea Popular; Uruguay
Prof. Andrés Freire

Durante muchos demasiados años, exactamente una década, hemos visto como el sano orgullo de ser de izquierdas, se fue sustituyendo por la amargura y la indignación  ante el espectáculo lamentable proporcionado por aquellos que teniendo el dolor de ya no ser y la vergüenza de haber sido, fueron entregando una a una todas las banderas, los principios y las esperanzas, demostrándonos de a poco que habían vendido su alma a esos dioses sangrientos del gran capital, que cuando más le damos más nos piden.

Así no contentos con renunciar a cualquier atisbo de cambio estructural, luego de lanzarse al asalto de los cargos públicos, para ellos sus amigos y sus parientes, no vacilaron en darse espectaculares aumentos salariales que por supuesto le negaron al resto, con la cantinela de “a la gente no se le puede pedir tanta poesía”, y eso fue sólo el primer paso.

Fueron parte del libreto, el no permanente a los reclamos de la Salud y la Educación, la no construcción de viviendas populares, las privatizaciones encubiertas, tercerizaciones, una ley de Ordenamiento Territorial que da nuevos elementos para perseguir penalmente a quién, ante la ausencia de planes reales de vivienda para quienes no sean ricos ni marginales se mete en un terrenito, una ley de faltas, utilizada para actuar sea de hecho o como amenaza, contra quienes han cometido el terrible delito de pintar paradas ya pintadas por otros, con consignas contrarias al gobierno, o alcanzarle un plato de comida aun indigente, mostrando que la indigencia existe tan cruda y real como siempre.

Un sistema impositivo que en lugar de eliminar el IRP, lo remasterizó transformándolo en el IRPF un impuesto oportunista y progresivo que castiga a los trabajadores, mientras los impuestos al capital son mucho menores, habiendo incluso quienes no aportan nada o prácticamente nada, porque están instalados en zonas francas, como Botnia, porque son multinacionales que van a destruir el ecosistema sin aportar prácticamente nada como Aratirí, o porque seles aplican generosas devoluciones a las exportaciones, sin un sentido estratégico.

Al mismo tiempo los latifundistas de antes y los nuevos venidos del extranjero, ganaron más dinero que nunca debido a los altos precios internacionales de los rubros exportables, y siempre desde el presidente para abajo, contando con la sumisión absoluta a un equipo económico que no es del astorismo, es el de todo el Frente Amplio, se rechazaron propuestas de aplicar retenciones. Se perdió entonces esta oportunidad maravillosa que hubieran permitido a la vez obtener cientos de millones de dólares, combatir la inflación y permitir re direccionar la producción nacional revirtiendo el grave proceso de precarización de nuestra economía, que contribuye a mediano plazo a generar más desempleo y más dependencia.

Las mismas colas y carencias  de siempre en los hospitales públicos, ahora trasladadas también a las mutualistas, plazos de espera que no se cumplen para casi todos  y suculentos sueldos para unos pocos, todos financiados por un nuevo impuesto el FONASA, siguiendo la política tradicional que socializa las perdidas y privatiza las ganancias.

Y ante los reclamos populares de SALUD, VIVIENDA, EDUCACIÓN, SALARIO, más o menos el mismo verso repetido una y otra vez, “la frazada es corta”, “no se puede estirar la piola porque se va a romper”, “no le hagan el juego a la derecha, que si se portan mal viene el cuco y el viejo dela bolsa”, “antes los niños comían pasto” (y hoy como ayer revuelven contenedores), mientras ellos siguen reuniéndose o en la chacra de Maldonado, o en el quincho de Varela, comiendo generosamente y brindando con sus nuevos amigos, incluso de la supuesta realeza.

Por eso quizás de tanto ver a algunos bien abajo, que fruto de tanto cariño y amor con las culebras, se transformaron en una más de estas y andan por el suelo reptando con ellas, topándose con las banderas que dejaron caer por ahí, enmohecidas y abandonadas, nosotros también nos hemos acostumbrado a mirar para abajo bien para abajo.

Así nos quieren ellos, deprimidos en nuestras casas, votando nulo o en blanco, o votando a la izquierda con una mezcla de rabia e impotencia, pero sin mover un dedo para nada, porque entonces les será mucho más fácil retener el carguito, el privilegio, el cafecito caliente que reciben diariamente en su despacho con aire acondicionado, a cambio de levantar la mano, bajo protesta a veces, argumentando en contra otras, dejando una flor mustia y marchita y huyendo en otras, pero en definitiva levantando la mano, para que no cambie nada.

Se que muchos tenemos motivos para una actitud de descompromiso, yo también podría hacer una larga lista de ellos, todos hemos apostado esperanzas, trabajo, sacrificio, y nos hemos visto defraudados, ¿y? ¿Quién no ha sufrido un desengaño amoroso y no ha vuelto a amar?, y no pidan garantías, no hay seguros ni garantías en el amor, y esto es un acto de amor, y el amor es libre y generoso o no es amor.

Levántate, sacúdete de encima esas negras cadenas que el enemigo puso en tu espíritu, y sal a la calle, quedan menos de 60 días de campaña, 60 días por la causa del SOCIALISMO, 60 días no sólo ni principalmente para que exista una bancada de izquierda, sino para juntar voluntades de orientales que expresen con su voto a la Unidad Popular, que quieren un cambio profundo, de raíz en todas las relaciones sociales en el Uruguay de hoy.

Levántate y resplandece, muestra más allá de las miserias, contradicciones y errores, que todos nosotros y todas nuestras construcciones tienen, la fuerza y la luz de tus convicciones que son las nuestras, de ver surgir de entre las ruinas que 50 años de continuismo macroeconómico neoliberal nos van dejando, un Uruguay nuevo, sin miseria, sin explotación, sin codicia ni avaricia.

Contamos contigo para eso. Por la liberación nacional y el Socialismo Adelante.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s