Izquierda es Nacionalización del Comercio Exterior, la Banca y la Industria Frigorífica, y lo demás es cuento

Por más que buscamos y buscamos, no encontramos una sola propuesta que podamos catalogar de izquierda en el  conjunto del sistema político y los cuatro partidos con representación parlamentaria.


Freire; Movimiento 26 de Marzo; Unidad Popular; Asamblea Popular; Uruguay
Prof. Andrés Freire

Algunos frentistas honestos, de eso que no tienen mezquinos intereses personales, acuden en estas horas a algunos de nosotros para solicitarnos presurosos nuestro auxilio ante un eventual ballotage, su preocupación es genuina, porque ven la amenaza cierta de que quizás la derecha más reaccionaria gane los próximos comicios cuando en noviembre este en juego la presidencia.

Entonces ya por las dudas van apelando a una especie de“solidaridad de izquierdas”, para pedirnos el voto ante dicha eventualidad adelantándose a los hechos previsibles, y se sorprenden cuando uno les replica que esa opción sencillamente no está disponible.

Para nosotros votar o no votar en un ballotage no es una cuestión de principios, perfectamente en una instancia donde hubieran dos candidatos y uno fuera la reacción y otro de izquierdas, aunque no compartiéramos sus definiciones en muchos temas, no tendríamos duda alguna en acompañarlo, así por ejemplo podríamos votar a un candidato trotskista o socialdemócrata, el problema es que en esta ocasión simplemente no hay candidato de izquierda a la vista para la segunda vuelta, correctamente ha catalogado ya hace un tiempo Gustavo López al progresismo como lo que es “social liberal”, un gobierno que mantiene la disciplina macroeconómica establecida desde el “Consenso de Washington” en los 90, y que a la vez destina algunas migajas que deja caer el todopoderoso complejo agro exportador, para atender a los sectores marginales,a los que no se busca sacarlos de esta situación, sino sostenerlos para amortiguar el conflicto y la violencia social, con muy poco éxito por cierto.

Podremos debatir hasta el cansancio en torno a que es izquierda y que no, posiblemente jamás lleguemos a un acuerdo, es más en cualquier búsqueda sencilla ya no es encontramos con una cuantas falacias, es decir errores conceptuales, por ejemplo afirmar que la izquierda lo es por defender la igualdad, y la derecha por defender la libertad, cuando todos sabemos que en el capitalismo la libertad era simplemente el derecho de millonarios e indigentes de pasar una noche bajo un puente, era decimos, porque ahora existe la ley de faltas, así que el indigente corre un serio riesgo de terminar haciendo tareas comunitarias o preso, mientras que el millonario, bueno, como se ha escrito y cantado, “la ley es tela de araña no es pareja en dar chicote, al bicho chico lo engancha y el grande la pasa al trote”.

Ahora bien, si decimos entonces que la igualdad y la libertad (para todos, no sólo para los señores del dinero) son las claves del pensamiento de la izquierda, mientras que la verdadera clave del pensamiento de derecho es la preservación de la propiedad privada de los ricos y sus privilegios, ya que al resto se nos priva de todo, si pueden incluso también de la alegría de vivir, veamos entonces sí podemos encontrar en el candidato del progresismo alguna propuesta que podamos catalogar como de izquierda.

Por ejemplo: tablets para jubilados con botón de pánico; vouchers para que los niños más carenciados concurran a jardines privados; aumentos salariales ligados a productividad y o asiduidad; mega minería en un proyecto a la vez ruinoso para el ecosistema y las arcas estatales; mantenimiento de la impunidad para los militares y policías; ley de faltas que se intenta aplicar a indigentes; militantes políticos y sociales; mantenimiento de una misma política macro económica común en sus líneas estructurales a la aplicada desde el pachecato para acá, lo que lleva que una misma persona pueda estar a su vez hoy en el equipo económico del Frente Amplio, y mañana si las urnas así lo deciden, en el de Luis Lacalle Pou; profundización de la dependencia y el subdesarrollo merced a la reprimarización de la economía, y tantas cosas más. Obviamente, aquí no hay nada de izquierda.

No es que no podamos reconocer algunas cosas positivas realizadas en estos diez años, todos los gobernantes entre tanta cosa que hacen a veces hasta de casualidad le embocan una, así por ejemplo Lacalle padre (el que ahora esta invernando para no agriar la imagen fresca de su hijo) estableció una ley que estimulaba la formación docente con un aumento de sueldo del 7.5% para los egresados y por iniciativa de un diputado herrerista se reflotaron en 1989 las ATD (aunque sin poderes reales en la conducción de la enseñanza), sin embargo en ningún momento votaríamos al partido Nacional por esto.

Por más que buscamos y buscamos, no encontramos una sola propuesta que podamos catalogar de izquierda en el  conjunto del sistema político y los cuatro partidos con representación parlamentaria, donde básicamente las propuestas son dos: para atrás para atrás, o quedate quietito que viene el cuco y el viejo de la bolsa.

Ayer no más, los señores de las tierras y la gran burguesía en su mayoría extranjera dueños de los frigoríficos, determinaron un nuevo aumento del precio de la carne, porque la carne no subió, es algo inanimado, no sube ni baja, si su precio aumento es sencillamente porque los verdaderos dueños de este país quieren ganar más y más a costillas nuestras, y un gobierno supuestamente progresista los deja,gimoteos mediante, actuar según su real parecer y entender.

De este modo lastres monedas que en el mejor de los casos conquistamos en los tan mentados Consejos de Salarios, la supuesta panacea para todos los males que hay que defender con uñas y dientes, un invento del neobatllismo, fustigado en su época por ser reformista y conciliador de clases por buena parte de los partidos que hoy están en el gobierno, nos las vuelven a quitar.

Y de eso nadie, o casi nadie dice ni pío, se legaliza a medias el autocultivo de la marihuana,pero a la vez se va prohibiendo de hecho comer un buen asado, o tomar unos mates, parece una ofensiva cultural destinada a erradicar lo que de nuestro queda también en este plano, mientras que la inflación ya va por el 9% anual,el asado ha subido un 20% y la yerba mate 50% en lo que va del año, y la tendencia sigue siendo al alza.

Hace ya décadas que la izquierda de nuestro país,presento y elaboro los planes de cambio estructural que serán la llave para garantizar el acceso de todos los ciudadanos a una correcta alimentación, se llama Frigorifico Nacional, con monopolio del abasto de carne en todo el país,para garantizar su sustentabilidad.

Hace ya décadas que la izquierda de nuestro país, presento y elaboro los planes de cambio estructural que serán la llave para garantizar los recursos imprescindibles para financiar toda las transformaciones de base necesarias, se llama nacionalización del comercio exterior, la banca y la industria frigorífica, y lo demás, lo demás es cuento, y ya lo dijo Germán nosotros sabemos todos los cuentos.

Vamos por los cambios en serio, conscientes de que como cantaba el Flaco en Triunfo Agrario,quien no cambia todo no cambia nada, vamos a liberar nuestra nación y construir el socialismo, porque lo demás es ilusión: ¿te sumas?

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s