NO SOLO APRUEBAN PRIVATIZACIONES Y NEGOCIADOS, ADEMÁS REBAJAN EL SALARIO

El comportamiento de los sindicatos oficiales que han seguido a pie juntillas todo el proceso de intentar salvar las empresas y mutualistas en la órbita privada de la salud, que ha ido entrando en una crisis crónica en las últimas décadas.


373f3-caricatura2bfuego_obreroDurante décadas en nuestro país, se ha producido una gran ofensiva de las empresas privadas para intentar denostar a cada paso a los servicios del estado, especialmente aquellos que tienen una enorme sensibilidad sobre la atención de la población. Es allí donde más se nota un gran desgaste de la atención no tanto por los que trabajan a diario en el tema, sino por que allí se expresan intereses económicos y financieros que se disputan su conducción.

Ya hemos dado nuestra opinión sobre lo que ha significado el Sistema Integrado de Salud, que ha sido uno de los buques insignias de los últimos gobiernos del Frente Amplio, y que se ha transformado en un importante cabo que le han dado las últimas admnistraciones empezando por la del Dr. Vázquez al sistema privado de salud.

Ello ha traido enormes consecuencias en el comportamiento de los sindicatos oficiales que han seguido a pie juntillas todo el proceso de intentar salvar las empresas y mutualistas en la órbita privada de la salud, que ha ido entrando en una crisis crónica en las últimas décadas.Ello ha traído en la salud un proceso de mercantilización creciente, así como importantes insuficiencias que se manifiestan en la atención diaria a la población en nuestro país, que no escapa ni a un proceso de concentración en grandes empresas, y a un trasiego de recursos humanos y económicos, cada vez más evidentes de lo público a lo privado.

También es cierto que en estos tiempos se ha reproducido un criterio donde la atención lejos de ser un beneficio que corresponde a todos los ciudadanos, ello está todavia muy de concretarse.

Todavía se ven las colectas pidiendo para alguna persona para resolver los problemas sanitarios en el exterior, pues nuestro país está fuera de alcance para resolver problemas médicos por falta de dinero, o por lo que sea. Aunque siempre sucede desde el punto de vista de las empresas, hoy cuentan con un nuevo patrón: son los dirigentes sindicales, que ahora desde la propia Federación de Salud Pública, les rebajan el sueldo a otros trabajadores siguiendo las órdenes del gobierno.

Ello es un verdadero cambio en la política sindical que ya tiene profusos y vairados ejemplos en los últimos años de plegarse a toda la política macroeconómica de privatizaciones de los gobiernos del Frente Amplio. En realidad, ya no es nada nuevo en todo caso han entrado en una etapa de abierta descomposición en la política de defensa de los trabajadores. El oficialismo apela a la historia, pero tegiversan y justifican a diario la entrega de los intereses inmediatos de los trabajadores y los conceptos fundamentales que han dado motivo a la lucha de los trabajadores nacionales.

En nuestro país se necesitan cambios serios, recomposición digna del salario y no jusitificaciones burocráticas sobre como deben funcionar los sindicatos, donde gran parte de sus dirigentes son responsables también de su vaciamiento para conservar los cargos dirigentes.

Aunque el dscurso oficial tiende a agotarse cuando los resultados son cada vez menos efectivos. Es hora de organización y de trazar nuevas perspectivas, para los trabajadores uruguayos.

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s