EL VOTO CRUZADO Y LOS CANDIDATOS DOBLES NO RESUELVEN LOS PROBLEMAS NACIONALES

¿Cuál es la garantía que tienen un votante si cruza su voto con otro partido en la elección nacional o departamental, en la intención programática en cada uno de los lemas?


votoHace tiempo que en nuestro país sobrevuela con la ideas de la libertad del elector, el que se pueda votar por múltiples opciones, ello como no puede ser de otra manera tiene una estricta correspondencia con las conveniencias electorales de cada partido, y muchas veces de sus eventuales candidatos o caudillos locales.

Cada vez que pasa una elección o se acerca otra, el tema vuelve y se instala, con mayor o menor fuerza en las internas de los partidos a la hora de definir quién va a las listas, para las distintas instancias políticas nacionales.

Con la crisis orgánica de los partidos políticos, hace ya algunas décadas, el tema se ha ido imponiendo con cada vez mayor frecuencia en la agenda política con éxito variado pero en general se puede decir que esta idea de corte liberal se ha ido abriendo camino entre la mayoría de las cúpulas partidarias.

La multiplicidad de candidaturas es el nuevo intento que se ha producido para mantener la influencia política electoral de muchos dirigentes políticos en donde sus lemas está cayendo en desuso.

Hace unos cuantos años, que la intención de varias candidaturas en los partidos de gobierno han ido concretando a los efectos de conquistar nuevas voluntades para lograr aumentar el volumen en la disputa electoral.

Lo nuevo, y a nuestro juicio negativo, es que en la medida que proliferan los candidatos en cada partido, no proliferan las ideas y mucho menos las posibilidades de cambio social y político. Todavía más negativo resulta que las políticas de privatizaciones y desregulación del salario se mantiene, en forma cada vez más amplia a sostenida en el tiempo sin que los nuevos gobiernos llamados de izquierda mantengan una intención de cambio popular.

¿Cuál es la garantía que tienen un votante si cruza su voto con otro partido en la elección nacional o departamental, en la intención programática en cada uno de los lemas?

Es evidente que existen muy pocas, ya que las propuestas quedan reducidas no tanto a la ideas políticas que se sostienen sino a las personas que se postulan como candidatos en cada lugar.

También se han promovido, últimamente, las dobles candidaturas partidarias, que trae como resultado una pérdida de referencias en lo que se vota.

Recientemente los llamados lemas tradicionales han hecho en Montevideo, en la fusión de un nuevo partido que se llama Concertación, que ha surgido por la pérdida de hegemonía de estos partidos en la capital del país.

No existe ninguna reforma electoral que no recoja una intención política o partidaria, tampoco de ello se libran la Constitución que nos rige, ni sus posibles reformas a futuro.

También el partido de gobierno con las dobles y triples candidaturas, tiene sus incapacidades de acuerdos políticos, pues no todas las listas llevan los candidatos suplentes en forma común. Lo único cierto es que la estructura laxa y desflecada del sistema de partidos con este tipo de procedimientos está en marcha, pues si a ello se agregar que las ideas no son necesarias para la lucha electoral, lo único válido parece ser lo que es posible en el mercado o se el capitalismo.

Lo que se hace necesario en un mundo y tiempo de crisis económica y social como la que vivimos, son programas y candidatos que se muestren tal como son, ante el pueblo.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s