AHORA NO HAY AJUSTE FISCAL…

Las autoridades del gobierno en el tema justifican situaciones y hechos, que son el resultado de su propia política que a la larga se torna injustificable para la población nacional de las clases populares.


Presente. Caricatura de Gervasio Umpiérrez
Presente. Caricatura de Gervasio Umpiérrez

En estos días que los partidos tradicionales van dando señales de participación en el estado uruguayo a pedido del gobierno electo es importante tener en cuenta que la intención de participación se va produciendo a pesar de una generalizada suba de precios que se ha producido en forma injustificada durante el primer mes del 2015.

Luego que el actual presidente Mujica reconociera que en el correr de este año se ha producido un ajuste de cuentas fiscal, lo que tuviera una gran cobertura de prensa, después que subiera el agua, el combustible, la luz eléctrica y productos derivados de este verdadero tarifazo.

Ante la evidencia de los hechos, y los efectos sociales negativos que se producen en el día de ayer el propio gobierno entrante a través de su vicepresidente electo, el Sr. Sendic, ha salido a afirmar que en nuestro país no existe un ajuste fiscal, intentando plantear la más amplia estabilidad macroeconómica.

Es evidente que el concepto “ajuste fiscal” suena feo para la política del partido de gobierno y es necesario aclararla aunque para ello tenga que explicarle a Mujica que las cosas no son así.

También es muy claro que este tipo de aumentos, provoca un enorme costo social en las políticas oficiales que ven que el salario cada día que pasa, se le achica el ingreso a la población trabajadora y de bajos ingresos.

Es una situación que se ha ido extendiendo en los últimos tiempos pues la distancia en los salarios bajos se extiende en todo el país, en forma constante mientras la central sindical oficial hasta ahora no dice nada sobre la baja del salario y la constante suba de precios.

En estos días que se habla de nuevas acciones privatizadoras e inversiones, combinadas con una tendencia creciente al decaimiento de la producción industrial, principalmente por factores externos, pues no hay que olvidar que nuestro país ha orientado toda su capacidad industrial a los mercados externos hoy en recesión.

Ahora el déficit fiscal está determinado por las “inversiones” que según el gobierno, se producen en los últimos años, sin embargo, la brecha entre ricos y pobres se sigue expresando con mucha fuerza en el Uruguay del 2015.

Lo que se ha venido expresando por las autoridades nacionales es que se muestra como un gran logro el hecho que exista una fuerte corriente de libre inversiones en el país, que ha desatado en ciertos ámbitos sociales un importante caos en la vida nacional.

Lo que no se tiene en cuenta en todo este tiempo es que ello también ha creado un fuerte dispositivo impositivo sobre los ingresos fijos nacionales, es decir, el salario, que en la medida que nuestro país continúa siendo un país caro, el que deteriora sus niveles de vida en forma constante con toda su familia

Las autoridades del gobierno en el tema justifican situaciones y hechos, que son el resultado de su propia política que a la larga se torna injustificable para la población nacional de las clases populares.

Ahora la nueva impronta que es aclarar sobre lo que no es posible, pues la verdad es que los precios suben resultado de las necesidades impositivas del país que necesitan cada vez más recaudar sobre los ingresos salariales y es por ello que existe sobre el conjunto de los ingresos una fuerte carga impositiva.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s