LAS FUERZAS PRODUCTIVAS SE DESTRUYEN

Nuestro país se ha ido transformando en un cementerio de industrias frigoríficas, textiles, metalúrgicas, empresas de pescado, de transporte


País productivo. Caricatura de Gervasio Umpiérrez
País productivo. Caricatura de Gervasio Umpiérrez

En estos días los uruguayos o mejor dicho los orientales, van descubriendo con su dolorosa experiencia, como el cierre de fábricas no es una quimera teórica del pasado, sino que a pesar de querer sepultarlo, el comportamiento del capital no deja lugar a dudas en los tiempos actuales en cuanto a que lo único que lo motiva es el beneficio económico que obtiene el proceso de explotación del trabajo.

En lo que va de estos últimos meses hemos apreciado como este proceso se acelera cada vez más con el cierre en cascada de importantes empresas del país, que son en las distintas ramas de la producción industrial las que mal que bien han tenido un protagonismo importante en la producción, el comercio y las finanzas, durante los últimos años.

Claro que en nuestro país los llamados “cambios” o el vamos bien del gobierno han estado regido por conductas macro económicas que han permitido la desestabilización económica producida por una tendencia creciente al endeudamiento de todo el proceso productivo y a una pérdida progresiva global de los ingresos de los trabajadores.

Ello necesariamente se traslada a toda la sociedad, por ello es que el salario baja y también el campo se vacía en un proceso irremediable que lleva décadas sin que ningún gobierno lo frene e impulse otra política agraria. Los grandes beneficiados, son os grades capitales que llegan y se van mientras los trabajadores, van infructuosamente a las DINATRA o a los ministerios para ver como pierden en forma constante sus derechos.

El proceso de destrucción de las fuerzas productivas no es nuevo ni en nuestro país, ni en el mundo, en las últimas grandes crisis que nos están afectando si algo ha venido sucediendo es esto, pues la resolución de los problemas en nuestro país están lejos de orientarse por buenos caminos, sino que la desocupación, la baja de los salarios, la suba de los impuestos y ahora el cierre de fábricas resulta una de las tendencias más importantes.

Esta situación de destrucción de fuerzas productivas se produce por la tendencia insaciable de aumento de las ganancias por los capitalistas, su irresponsabilidad económica, y por los sucesivos actos de corrupción en que el estado los favorece mediante su protección legal o de salvatajes financieros que más que salvar la actividad económica con una finalidad social  se protegen individualmente, es decir, protegen a su clase y sus privilegios económicos.

Nuestro país se ha ido transformando en un cementerio de industrias frigoríficas, textiles, metalúrgicas, empresas de pescado, de transporte, mayoritariamente ahora en manos de compañías privadas que le dicen al estado o a los gobernantes de turno, lo que debe hacer.

En nuestro país se sigue destruyendo el parque industrial, que surge espontáneamente a partir de la inversión privada, y genera un enorme deterioro y caos social. No garantiza el empleo, y se desarrollan miles de emprendimientos pequeños individuales que son de supervivencia, pero de ninguna manera desarrollo.

Para los apologistas de la competencia y el libre mercado esto es desarrollo, para los trabajadores y el pueblo explotación de la fuerza de trabajo, bajos salarios, desempleo y miseria.

No solo en el capitalismo desarrollado se produce la quiebra de grandes fábricas y de países, también en nuestro país la destrucción de las fuerzas productivas se produce a partir de la libre empresa y de la falta de intervención del estado en estas políticas.

Hasta ahora el estado y más particularmente el gobierno ha salvado a los grandes empresarios y sus negociados públicos y privados, pero no a los trabajadores y sus condiciones de vida que por cierto, no son su prioridad económica.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s