LA BUROCRACIA SINDICAL OFICIAL ABRE EL PARAGUAS

El sindicalismo oficial tiene los instrumentos mellados hace un buen tiempo, pues están maniatados por su propia política oportunista.


castillos; pit-cnt; sindicalismo oficial
Pilatos. Caricatura de Gervasio Umpiérrez

Para el diario “La Juventud”, no existen dudas que la política global del capitalismo, tiene una crisis sin precedentes que provoca enormes tensiones en el mundo, y descarga sobre los trabajadores y los pueblos, el peso del deterioro social existe en buena parte de los países capitalistas desarrollados y dependientes.

Claro que para ello existen soluciones que no quieren ser reconocidas ni lo serán por las clases dominantes, que buscan destruir las fuerzas productivas y también a la nuevas generaciones que son portadoras del cambio a través de la violencia, de la marginación y las drogas.

En nuestro país buena parte de las direcciones sindicales se han convertido en un activo protagonista que sostienen las políticas económicas de privatizaciones, por ello es que ante una situación de crecimiento de los problemas económicos nacionales -a los que no se les da solución-, empiezan a saltar los tapones en dirigentes sindicales que han mantenido largamente esta situación.

La historia de los últimos años así lo indica, desde la creación de la grandes plantas de celulosa -donde el PIT CNT cambio su posición contraria- hasta la regasificadora que hoy está cerrada; hasta Aratiri la empresa que explotaría hierro dejando el enorme agujero medioambiental, social y productivo, y que el UNTMRA apoyó con todas las letras pues iba a cambiar el país, sobre todo en el de pueblo de Valentines y aledaños.

Nada de esto ha pasado, de la “formidable” obra gubernamental, ni mucho menos del crecimiento de los puestos de trabajo y el volumen del salario proveniente de la inversión extranjera sin límites, como le han propuesto al país los últimos gobernantes.

Ello ha afectado duramente la vida de la población trabajadora y también a los sectores medios que ven disminuir sus posibilidades económicas y sociales.

No existe lugar del país, donde no se hable de los últimos efectos de la inflación, del crecimiento de la desocupación y del descenso de la actividad económica.

Ni tampoco de los excesos cometidos por dirigentes de la central, en materia de derechos humanos, así como la renuncia que se han producido en estos días de un nuevo dirigente de la bebida del sindicalismo oficial, al cargo de la dirección del PIT-CNT.

Todo ello claro está a escasos dos meses del congreso “más grande de toda la historia”, tal como lo han expresado los dirigentes sindicales del gobierno.

Primero el dirigente de COFE y Joselo López ex vicepresidente del Pit, y ahora como consecuencia de ello, el dirigente de la bebida del Richard Read, emergente en los tiempos democráticos, proveniente del anarcosindicalismo en sus orígenes, luego referente de Astori y hoy independiente.

También es cierto que el cierre de Fripur a pocos metros del parlamento nacional, con 960 trabajadores en la calle y muy cerca también de la actividad de los principales líderes del movimiento sindical obrero oficial, ha mostrado que el sindicalismo oficial tiene los instrumentos mellados hace un buen tiempo, pues están maniatados por su propia política oportunista.

La pregunta entonces es que empiezan a decirse algunas verdades largamente escondidas, en momentos que la crisis económica exacerba los intereses de clase y los hace más nítidos.

Todo ello claro está mientras las soluciones salariales y de ocupación son inexistentes.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s