“AL BUEN JUGADOR, SE LE CONOCE CUANDO PIERDE”

19 de noviembre de 2015

clip_image001_0301El día miércoles 18 de noviembre nuestro compañero Miguel Beloqui, responsable de la Imprenta CIDESOL, recibió una carta firmada por la Presidente de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes, Diputada Gloria Rodríguez Santos, donde se subraya la importancia de denunciar hechos racistas, como el acontecido contra nuestro compañero de la imprenta Alejandro Jorysz.
Con enorme satisfacción nos complace informarles y darles a conocer a todos los compañeros, oyentes de la radio, y lectores del diario, la resolución de la Comisión de Derechos Humanos de Diputados la cual a través de su Presidenta Gloria Rodríguez Santos, saluda la actitud de nuestra Imprenta Cidesol, de denunciar por hechos y actitudes racistas a la ex empleada Señora Loreley Corbo, vicepresidenta del Sindicato de Artes Gráficas y ex delegada sindical.

Del fallo de la Suprema Corte de Justicia, por unanimidad de sus miembros y sin contradicción entre ellos, se desprende que la causa razonable por configurar causal de despido, se encuentra debidamente fundada; por lo que resulta acertado el pronunciamiento dictado en primera instancia que desestima la demanda interpuesta por Loreley Corbo contra CIDESOL, en su pretensión de ser reincorporada nuevamente al trabajo.

Este fallo del mayor órgano de la Justicia uruguaya, se ve ahora coronado con otra declaración a favor de la Imprenta Cidesol, a través de la Comisión de Derecho Humanos, perteneciente al Parlamento Nacional, máximo poder del Estado uruguayo.
Ambas resoluciones nos enorgullecen ante todo, por ser trabajadores de toda la vida y haber construido entre otras cosas la Imprenta CIDESOL, que lleva el nombre de nuestro  compañero Nicola Pastorín, taller donde se imprime nuestro querido diario La Juventud, órgano partidario, la niña de los ojos de nuestro hermano Guillermo Fernández “Pitoto”, que dirigió hasta el final con mano firme y segura.
A compañeros de este valor nos debemos, a ellos tenemos el deber y el honor de responder desde nuestra conciencia por nuestros actos y conductas.
El sindicato del SAG, junto a representantes de Plenaria Memoria y Justicia, el sindicato del Taxi, y grupos de jóvenes anarquistas, nos fueron a “escrachar” a la Imprenta, pintando “alcahuetes putos” en las paredes, tirándonos huevos y pateando la puerta, tratándonos peor y con más odio que a los torturadores de la dictadura.
Hubo declaraciones públicas y comunicados del PIT CNT, del SAG, del sindicato del taxi, de otros movimientos sociales, aparecieron condenas y artículos de prensa, en páginas virtuales y en publicaciones en la web, repitiendo las mismas mentiras del principio.
Hasta hoy hemos esperado por parte de todos ellos, una sana reflexión, una mínima autocrítica, un leve reconocimiento al menos de su desatino, todos podemos equivocarnos en la vida. Sin embargo por ahora no hay un solo atisbo de cordura, y consciencia de honestidad y sana actitud humana, reconociendo los errores y horrores cometidos.
El sindicato gastó seguramente una fortuna en publicidad engañosa en las radios más caras y “coquetas” de la capital, durante el campeonato Latinoamericano de futbol, celebrado en Chile. Decían en esos espacios publicitarios: “Cidesol y diario La Juventud desacatan fallo judicial”.    
No desacatamos ningún fallo judicial, y la Suprema Corte de Justicia, nos dio la razón y eso nos exonera de reintegrar a la señora Loreley Corbo a nuestra imprenta, por tanto queda claro que todas las acciones, agravios, declaraciones e infundios, llevados a cabo por nuestros detractores, carecen de veracidad y objetividad, pasando a ser a partir de ahora y para todo el mundo, solo mentiras y agravios gratuitos, sin ningún valor ni veracidad.
Nuestra primer y única respuesta válida hoy y siempre ante la mentira y agresión de los escraches, fue escrita en una pancarta instalada en la imprenta ante el primer malón de los tres cometidos que decía: “No somos patrones, somos una organización, somos trabajadores. A 70 años de la derrota del fascismo no permitiremos el antisemitismo ni agresiones racistas. A esta organización se le respeta y a sus compañeros también”.
Otros detractores nuestros de los que coleccionan frases “heroicas” en sus muros de Facebook, o los que pintan en las calles de Montevideo, les importa poco o nada elaborar una estrategia o una táctica del movimiento revolucionario organizado, que permitan alcanzar los objetivos finales de la lucha. La única preocupación  de estos radicales, es “permanecer a la vista todo el tiempo”, dándole a sus acciones un carácter extravagante y llamativo.
En estos tiempos del Facebook, existen muchos grupos y organizaciones de todo tipo que afirman servir a la revolución. Entonces debemos recordar las palabras de C. Marx cuando dice:

“Y así como en la vida privada se distingue entre lo que un hombre piensa y dice de sí mismo y lo que realmente es y hace, en las luchas históricas hay que distinguir todavía más entre las frases y las figuraciones de los partidos y su organismo efectivo y sus intereses efectivos entre lo que se imaginan ser y lo que en realidad son”.

El 26 de Marzo está lejos de considerar revolucionarios solamente a nuestros correligionarios. Nuestra fuerza hoy, después de haber alcanzado el Parlamento radica en que hemos sabido encontrar aliados, y despertar la acción a todos quienes se guían por intenciones honestas y tienen el corazón abierto.
Pero junto de estas organizaciones radicales de izquierda con su orientación política y un honesto afán de encontrar la verdad, hay organizaciones de otro género. Actúan como “ultraizquierdistas” de palabra, viven a expensas de los sentimientos radicales de izquierda y así engrosar sus filas. La diferencia con las organizaciones mencionadas anteriormente y posiblemente aliadas nuestras en algún momento, el anti veintiséis de los “ultraizquierdistas” no es un indicador de falta de conocimientos, inexperiencia  o desinformación.  Sino una política permanente, consciente planificada de antemano que intenta falsificar brutalmente las posiciones ideológicas y políticas de nuestro movimiento revolucionario en el plano nacional e internacional.
Somos intransigentes con aquellos conceptos y acciones extremistas, capaces de desorientar a la gente utilizando consignas únicamente con fines e intereses propios.
Para los círculos gobernantes hace mucho tiempo se hizo patente que tras la fraseología izquierdista de estos grupos radicales, no hay ningún contenido revolucionario, y que son estos grupos ultraizquierdistas quienes mejor apagan la energía revolucionaria de los trabajadores y los jóvenes.
Estos radicales de izquierda en dependencia de la situación política y de los objetivos políticos que persiguen en cada momento concreto maniobran, y con frecuencia pactan alianzas con fuerzas que no ocultan su hostilidad con el movimiento revolucionario. Casi siempre terminan a la corta o a la larga cerca del reformismo e incluso de las corrientes simplemente burguesas.
Muchos de estos radicales izquierdistas en la actualidad como en esta ocasión, cierran filas con el reformismo, y en otras ocasiones discrepando con él aparentemente, pero siempre prestándoles apoyo objetivamente a nivel social. A esa tendencia se han mantenido fieles hasta ahora y si no observen la composición de sus direcciones sindicales y de las listas electorales que integran, unos en los primeros lugares del reformismo frenteamplista y otros liderando el “voto luchar”.
Hoy día la crisis económica y social se cierne sobre los trabajadores uruguayos, han cerrado varios periódicos y talleres, en estos días se debate entre la vida y la muerte el órgano oficial del Frente Amplio y el gobierno. Se dice que se adeudan jornales atrasados. Hay despidos por una causa u otra en la mayoría de los medios de comunicación.
Hace poco fracasó la cooperativa Pressur, de Nueva helvecia, que también envió algunos de sus representantes a escracharnos en la primera vez. En el 2013 la cooperativa había recibido 6 millones de dólares del Fondo de Desarrollo (Fondes). El Banco República informó a la cooperativa que explotaba la Imprenta, que remataría la maquinaria para cobrar al menos en parte la deuda de 18 millones contraída con el Banco estatal.
Es fácil cebarse contra nosotros que somos trabajadores, que no llamamos a la fuerza pública, para que nos defienda de los “escraches”. Es fácil luchar como algunos, sin salirle a las ocho horas y abusando de la licencia sindical eterna. ¿Qué pasó ahora? ¿Se terminaron los huevos, la pintura, los parlantes, las pintadas, y pegatinas de las fachadas de los grandes, solo eligen y hay odio para los más chicos?. ¿No hay más publicidad en las FM y con los grandes relatores de fútbol? ¿Por qué desperdiciaron la oportunidad, con el PIT CNT de poner una buena publicidad en los partidos que juega Uruguay por el Mundial de Rusia? Es increíble que hasta ahora no hayamos visto una sola pancarta, un solo volante defendiendo a estos trabajadores despedidos de otros grandes medios, o reclamando por el cobro de los haberes atrasados.
Claro que no debemos olvidar que hubo no pocos amigos y compañeros que salieron desde el primer momento a defendernos. Se ha dicho siempre que los amigos se ven en las malas, y ellos saben bien que apreciamos y valoramos infinitamente su confianza. Para ellos también este triunfo de la justicia y de los derechos humanos. Al final no les hemos fallado tampoco a ellos, y hemos demostrado haber sido dignos destinatarios de su cheque en blanco.
La lucha política e ideológica por mantener y defender a muerte nuestros medios de  comunicación, evitando a toda costa que se pretenda cerrarlos ha de ser permanente y sin tregua, no solo por consciencia proletaria, también y sobre todo por pretender ser dignos continuadores de la obra de Nicola y Pitoto.

“Estimado Sr. Miguel Beloqui:
De mi mayor consideración:
Me dirijo a usted por la presente a efectos de comunicarle hemos sido debidamente notificados de la providencia en sede de Casación sobre los autos caratulados: “CORBO, LORELEY Y OTROS C/ CIDESOL S.A. AMPARO. CASACIÓN”.
Del fallo de la misma se desprende que la causa razonable para configurar causal de despido se encuentra debidamente fundada; por lo que resulta acertado el pronunciamiento dictado en primera instancia que desestima la demanda interpuesta por Loreley Corbo contra CIDESOL S.A.
Como Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Representantes, aprovecho la ocasión para enfatizar la importancia de que se continúen realizando las denuncias correspondientes en cada caso, así como la constatación de que la justicia ha sabido prevalecer ante la presente y gravosa situación que tomó lugar en la empresa de la cual es responsable.
La lucha por el respeto de los Derechos Humanos es aquélla que se libra todos los días; en cada momento y lugar, cuando hay víctimas de excesos y perpetradores de los mismos, por ello resulta de insalvable mención la importancia fundamental de que estos hechos se denuncien.
Cada silencio es una forma de complicidad, cada complicidad es una víctima más que se suma a la larga lista ya existente de actos reprochables en la historia de la humanidad.
En el afán de que se prosiga con éstas prácticas que resultan saludables tanto para las víctimas como para la sociedad en su conjunto, es que le recuerdo nuestro compromiso asumido de velar porque se alcance el valor justicia en todas partes, muy especialmente allí donde se vulneren los derechos fundamentales consagrados en nuestra Constitución.

Sin otro particular, saluda a Ud. Atentamente

Gloria Rodríguez Santo
Representante Nacional
Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos”

Anuncios

Un comentario sobre “Sobre el SAG y CIDESOL

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s