OTRA CRISIS SANITARIA, AHORA EN SALTO

Lo sucedido en Salto, viene a reforzar la idea, que los más débiles no son precisamente los más contenidos, por lo menos en lo que se aprecia de su gestión durante estos ya largos años al frente de las responsabilidades de estado.


c7e9fc88e032a139ca139653980b6d32_l
“Cambia”. Caricatura de Gervasio Umpiérrez

En los días que pasaron nuevamente el país ha sido sacudido por noticias que no solo llaman la atención sino que conmueven a la ciudadanía, en temas que son extremadamente sensibles, como los son de quienes no tienen medios, ni capacidades físicas y mentales para valerse por sí mismos. Es sabido que en nuestro país este es un tema no sencillo de atender, y que ha estado desde hace un buen tiempo en manos de particulares y también del estado, en forma cada vez más notoria, aunque también a pesar de sus recursos no termina de resolver en los hechos recientes de Salto, la situación de la mejor manera. Sino que una vez más, la ministra Arismendi en empeorado las cosas de la peor manera

El fallecimiento de varios pacientes que fueron trasladados en un avión de las Fuerzas Armadas y por un buen número de ambulancias de ASSE hacia el sur del país, no ha sido ni apropiado sanitariamente, ni políticamente acertado, por la estela de situaciones que no se han resuelto correctamente, por más que la ministra Arismendi afirme que ella es maestra de primer año de primaria, intentando deslindar sus responsabilidades sanitarias, aunque lo que podría haber deslindado, también lo hizo mal, pues la población sabe hace ya un buen tiempo que es maestra.
En realidad, ya existe un antecedente en el correr de éste año, y fue con el Instituto Cachón, que le ocasionó un fuerte enfrentamiento con las personas ciegas que iban a ser trasladadas a otro lugar con la oposición de muchas personas y con argumentos muy débiles por parte de los representantes de gobierno.
Lo sucedido en Salto, viene a reforzar la idea, que los más débiles no son precisamente los más contenidos, por lo menos en lo que se aprecia de su gestión durante estos ya largos años al frente de las responsabilidades de estado.
Si se tiene en cuenta además que en la ONG salteña existía un foco infeccioso, no sabemos de qué tipo, la idea de traslado a nuestro juicio no es la más propicia para resolver la situación sanitaria de los enfermos afectados, y donde muchos de ellos están en situación de riesgo.
Es evidente que en este tipo de situaciones se crean nuevos y mayores, conflictos y tensiones entre las partes, que no desconocemos, es decir entre los dueños de la ONG, la opinión de los médicos y responsables de cuidados, familiares de enfermos donde varios han denunciado irregularidades en torno al procedimiento de traslado, que visto por los medios parecía un procedimiento militar.
Lo cierto es que estamos en estos temas ante la punta del iceberg, lo real es lo que ha llevado adelante la política de privatizaciones en materia sanitaria y de asistencia, donde las ineficiencias globales abundan, y siempre, por ahora no se hace más que mediatizar en algo la pobreza y la mayoría de las veces, mantenerla y profundizarla aún más.
Sin dudas que lo sucedido en Salto, agrega un hecho más a todo lo sucedido en el país en los últimos tiempos, en que evidencia una situación a gravada en los temas de cuidados a los sectores más desvalidos de la población y lo más sugestivo es que las políticas de mercado o de libre competencia como ha impulsado el gobierno últimamente, no hace más que agravar la vida social y sanitaria del país.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s