EL GOBIERNO PONE IMPUESTOS PARA TODOS, MENOS PARA LOS PODEROSOS

El gobierno nacional en realidad no ha inventado nada nuevo con poner impuestos, en realidad, recoge la viejas recetas recesivas, de hacerle pagar a los más débiles las deudas que contrae el gobierno y el estado.


voracidad-fiscal.pngEn los últimos meses la voracidad del gobierno no ha tenido límites, pues al estar cada vez más complicado con el déficit fiscal, recurre a procedimientos no muy democráticos en su contenido, provocando efectos muchas veces insospechados en toda la actividad económica y social.
En todo este tiempo toda la actividad económica que no proviene de la inversión extranjera ha sido excesivamente gravada para enfrentar los servicios que demandan estas inversiones provenientes del exterior que muy a menudo dejan de invertir en forma intempestiva, pues ni con exenciones impositivas extraordinarias, son satisfechas sus necesidades financieras que dependen básicamente de otros mercados.

En los últimos tiempos además, se han recorrido caminos que no se conocían en el país resultado de la aplicación de las lógicas financieras, insaciables desde el punto de vista de las demandas a que se ha comprometido el gobierno y a través de él a los organismos de dirección del estado nacional.
Nuestro país hoy está seriamente comprometido en su gestión económica y financiera, y solo puede entenderse que ellano tenga resultados de mayor tensión social, por los acuerdos políticos y sociales concertados, que ha sostenido el partidoo de gobierno en su gestión, que lleva a que las principales organizaciones sociales y sindicales, acepten la política de privatizaciones y venta de la soberanía sin chistar, es decir, plegándose a las demandas del capital financiero.
Ello supone una fuerte desnaturalización de los partidos y sus ideas en su proceso de participación en el gobierno nacional, pues la crisis y las demandas por demás diversas que se producen en estos días, lleva a nuevas situaciones de riesgo para la vida nacional.
Si se tiene en cuenta que en el último año se han intentado diversos tipos de acuerdos económicos y pocos se han alcanzado como la ilusión del Transpacífico, que con la llegada de Trump al gobierno de Estados Unidos se ha esfumado, y recientemente el nuevo anuncio de TLC, con China se ha relativizado a tal punto que no deja de ser una ilusión de la política exterior uruguaya, pues ello no ha sido visto con buenos ojos por Brasil.
Este rumbo errático de los dirigentes del partido de gobierno también en elación al Mercosur, han complicado su gestión comercial y financiera, pues en principio no se ha quedado con nada en la mano.
Han desechado el Mercosur por “ineficiente” pero a la hora de concretar políticas a lo grande tampoco han podido, pues es evidente que la escala productiva nacional no puede hacerlo, ello aún se torna más problemático cuando las grandes potencias capitalistas, cierran sus mercados en forma más estricta, provocando nuevos enfrentamientos y tensiones en toda la economía mundial.
El gobierno nacional en realidad no ha inventado nada nuevo con poner impuestos, en realidad, recoge la viejas recetas recesivas, de hacerle pagar a los más débiles las deudas que contrae el gobierno y el estado.
Lo cierto, es que nadie escapa, a no ser el que pone el dinero, que constituye una ley de la inversión en el sistema, el que paga o invierte, manda. El gobierno naufraga en esta política de beneficio para unos pocos y se aleja de los trabajadores

 

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s